Tipos de Bombillas Bajo Consumo

Bombillas Bajo Consumo

Siempre nos preocupamos por el consumo de energía de nuestros hogares, y tratamos, en la medida de lo posible, de que no sea tan alto, ya que a la hora de pagar el servicio, las cantidades tienden a ser exorbitantes.

Por tal motivo es importante tratar de conseguir el ahorro de energía que necesitas y esto puede irse logrando en gran medida con bombillas de bajo consumo.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan

Tipos y Ventajas de las bombillas de bajo consumo

Debes saber que efectivamente las bombillas de bajo consumo no se tratan de un solo tipo de bombilla la que encontrarás en el mercado, esto a pesar de que las más comercializadas hasta el momento son las  de tipo incandescentes.

Sin embargo, debes conocer que precisamente este tipo genera no solo luz sino también calor en forma simultánea, por lo que podríamos decir que su eficiencia es prácticamente inexistente, ya que  cuando necesitamos una, es para generar luz, no calor.

Si nos remontamos un poco su historia, tendríamos que saber que en los años 20 comenzó la comercialización de las que estaban basadas en gases inertes, entre ellas se encuentran las de neón. 

Las bombillas más vendidas siempre habían sido las de filo incandescente, pero esto solo hasta que fueron creadas, muchos años después, las bombillas de tipo LED, conocidas por muchos como las ahorradoras.

Una de las ventajas de estas bombillas es su durabilidad pero también hay que destacar su eficiencia, dos aspectos de gran importancia para los clientes, los cuales eran superados en gran escala por la tradicional.

El mercado se distribuye entre tres tipos de bombillas, siendo estas las LED, las tradicionales y las bombillas de bajo consumo.

¿Qué son las bombillas de bajo consumo?

Si de verdad quieres tener conocimiento de qué son este tipo de bombillas, entonces deberás saber que son lámparas fluorescentes de tipo compacta, que vienen a tener un funcionamiento muy parecido a las que han existido desde hace mucho tiempo, las fluorescentes de tubo. Han sido diseñadas con la finalidad de mejorar la eficiencia de la incandescente.

En muchos países, precisamente las incandescentes ahora son obsoletas, y por tal motivo han determinado, de manera obligatoria, que sean cambiadas y reemplazadas, en consecuencia, por las de las que no requieren tanta energía, o también LED.

El propósito no es otro sino conseguir además del ahorro energético, también el beneficiar al usuario o consumidor de este servicio, con aquellas que no solo sean más económicas, sino también que cumplan con el hecho de ser tanto duraderas como eficientes.

¿Por qué es recomendable utilizarla las bombillas de bajo consumo?

Un aspecto importante a conocer es que las bombillas de bajo consumo son más compactas que las de neón, pero tienden a ser bastante similares a ellas. Las ventajas son muchas a la hora de la utilización, más cuando su nombre indica, que son precisamente aquellas que no utilizan gran cantidad de energía, lo que se traduce en un ahorro energético, que se verá reflejado, sin duda, a la hora de la facturación y de tener que pagar por el servicio en cuestión.

Lo primero que tenemos que resaltar, para que se tenga conocimiento de la materia es este tipo de bombillas pasa a convertir la energía solo en luz, más no en calor, lo que se refleja en un 80?ahorro, esto al compararla con la tradicional, lo que constituye un gran logro para el consumidor.

Pero por si fuera poco esta no es la única ventaja este tipo de bombillas, ya que es importante resaltar que la vida útil viene a ser diez veces superior a la de las  incandescentes.

Adicionalmente y teniendo en consideración la conservación del medio ambiente, tal y como lo han dicho distintos grupos ecologistas, mejora con el uso de este tipo de bombillas, lo que podría traducirse en el ahorro de más de media tonelada del CO2 que es arrojado a la atmósfera propiamente.

Esta situación trae como consecuencia que se acreciente el calentamiento global y que los cambios climáticos se aceleren.

Las que utilizan menor cantidad de energía son más frías que las tradicionales, recordando así que como ya se ha mencionado anteriormente, las clásicas hacían la transformación de la energía en calor y en luz, sin embargo, estas lo hacen solo en luz, lo que significa que son menos calientes.

¿Cuál es el ahorro real al utilizar este tipo de bombillas?

Con las ahorradoras la carga energética es entre 50% y 80% menos que las  tradicionales, y lo más importante es que se produce la misma luz. Deberás saber que si utilizas lámparas de menor consumo podrás requerir de 22 vatios, sin embargo con las tradicionales necesitarás 100 vatios.

Al utilizarse menos vatios,  el ahorro es enorme por hora, y esto conlleva a un ahorro total en energía, que se refleja a la hora de pagar el servicio eléctrico.

Tipos de bombillas de bajo consumo

Existen tres tipos de bombillas de bajo consumo, que vienen a ser las LED, las halógenas y las fluorescentes. Las mismas son altamente recomendadas, por lo ya descrito, incluyendo su rendimiento, su menor carga, calidad y por la intensidad luminosa que ofrecen al cliente.

Las LED vienen a ser las que duran mucho más y además son aquellas que vienen a generar menos  carga de electricidad. Mientras que las halógenas proporcionan mejor luz, y las fluorescentes son muy fáciles de encontrar por la variedad de marcas.

Has conocido las razones por las cuales debes utilizar este tipo de bombillas, pues no solo se trata del ahorro de energía, sino también de la calidad que necesitas para la iluminación de tus espacios.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

O déjanos tu teléfono y te llamamos