Todo sobre el Certificado de Eficiencia Energética CEE

Todo lo que necesitas saber sobre el Certificado de Eficiencia Energética (CEE)

Si acabas de comprar tu primer inmueble o, por el contrario, estás pensando en vender o alquilar y estás poniéndote al día con toda la documentación y procedimientos necesarios para disfrutar los servicios básicos en tu nuevo hogar, necesitas expedir el Certificado de Eficiencia Energética (CEE), un documento de vital importancia de carácter obligatorio.

En este artículo conocerás todo lo relativo a esta certificación.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan

¿Qué es el Certificado de Eficiencia Energética (CEE)?

El Certificado de Eficiencia Energética es un documento exigido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Es redactado por un ingeniero técnico competente en el que se especifica toda la información relativa al consumo energético de un inmueble.

Previo al documento, se debe pasar por el proceso de análisis en el que se evalúa y califica el consumo anual del inmueble, en condiciones normales de ocupación y cotidianidad considerando todos los factores, incluido el flujo de agua caliente, refrigeración, entretenimiento, calefacción, etc.

¿Para qué sirve realmente el Certificado de Eficiencia Energética?

La idea de una cartilla de presentación energética vino de la Unión Europea en un esfuerzo por aplicar un estándar de políticas de consumo eficiente y responsable.

El CEE es también el primer paso para proyectar, anticipar y prevenir posibles escenarios de despilfarro de recursos.

Con un uso consciente, sin duda es un recurso efectivo para ahorrar dinero en los recibos de fin de mes.

 

¿Qué contiene el Certificado de Eficiencia Energética?

En un modelo estándar, cada certificado tiene de forma estructurada la siguiente información:

  • Identificación del inmueble.
  • Identificación del procedimiento aplicado para la certificación. Para eso se tienen en cuenta los siguientes datos.
  • Descripción de las características energéticas del edificio: condiciones térmicas y condiciones cotidianas de ocupación.
  • Descripción de las pruebas, inspecciones y análisis llevados a cabo por el técnico
  • Etiqueta energética del inmueble.
  • Medidas recomendadas por el técnico certificador para optimizar y ahorrar costes en el consumo eléctrico.

¿Es obligatorio?

Sí, es obligatorio de acuerdo al Real Decreto 235/2013 de fecha 5 de abril. A partir del 1de junio de 2013 toda persona que compre, venda o arriende debe expedir o exigir del propietario el CEE.

Este documento es obligatorio para todos los inmuebles, incluso desde su fase de construcción.

Los únicos que están exentos son los que cuentan con protección oficial, lugares de culto, construcciones provisionales e inmuebles aislados en zonas rurales.

Necesitarás este documento si decides vender o arrendar tu propiedad.

¿Cómo leer la Etiqueta Energética?

Está diseñada para una fácil lectura y análisis, cuenta con dos categorías variables: letras y colores.

La letra simboliza el nivel o eficiencia energética del inmueble y el color representa la intensidad o frecuencia de consumo:

  • Letra A: Categoría de mayor eficiencia de energía, su consumo es muy bajo, por debajo del 55?l promedio. Su color es verde oscuro.
  • Letra B: Representa una buena eficiencia de energía pero su consumo es un poco mayor a la letra A. Su gasto se ubica entre un 55% y 75%. Color verde claro.
  • Letra C: En esta categoría el gasto se sitúa entre un 75% y 90%. Su nivel de eficiencia es más reducido que las anteriores categorías. Su color es verde con tendencia a volverse amarillo.
  • Letra D: El nivel de consumo de esta categoría se considera como el normal en la mayoría de los hogares. Su consumo se ubica entre un 90 y un 100%. Color amarillo.
  • Letra E: Nivel de eficiencia muy baja o reducida. También es habitual en la mayoría de viviendas. Su gasto energético está entre un 100 y un 110%. Color naranja tenue con tendencia a volverse amarillo.
  • Letra F: Gasto alto de energía de entre un 110 y un 125%. No es el gasto más alto pero su nivel de consumo resalta. Hay muy bajo nivel de eficiencia. Identificado con un color naranja oscuro.
  • Letra G: Esta última categoría señala el más alto consumo que un inmueble puede gastar, superando el 125%. Hay muy poco o cero nivel de eficiencia. Color rojo.

¿Cómo expedir mi Certificado de Eficiencia Energética?

Después de que lo hayas solicitado, un equipo de técnicos cualificados irá a tu vivienda, edificio o local con el objetivo de realizar las inspecciones necesarias para determinar tu etiqueta energética.

Este procedimiento incluye la toma de medidas de las instalaciones de tu espacio, registro fotográfico de la infraestructura eléctrica, revisión de los materiales en la fachada y la comprobación de calidad de todos los mecanismos e instalaciones.

Con todos esto datos recopilados, el técnico revisor hará un análisis exhaustivo que conducirá a la elaboración de la Etiqueta Energética. Este documento será algo parecido a una cartilla de presentación de tu consumo.

Todo este procedimiento puede llevar entre 1 o 2 meses, por lo que en caso de que estés vendiendo o comprando, te recomendamos que  tengas en cuenta esto y te anticipes por lo menos un mes para evitar inconvenientes en el momento de firmar algún contrato.

Este certificado tiene una vigencia de 10 años a partir de su fecha de emisión.

¿Qué coste tiene expedir este Certificado?

Este documento no cuenta con una regulación de precios por parte del gobierno, dependerá de las variaciones en la oferta y demanda por parte de las empresas que prestan el servicio.

Por esta razón, te recomendamos consultar con varias empresas para obtener el presupuesto que mejor se adapte a tu bolsillo.

No existe un estándar de precio, los costes pueden variar por factores tan variados como la época del año, estación, panorama político y hasta la zona o región donde te encuentres.

¿Qué ocurre si no tengo el Certificado de Eficiencia Energética?

El no cumplimiento de la normativa y, no contar con el Certificado puede causarte una calificación de falta leve, grave o muy grave y una multa entre 600 o 3000 euros aproximadamente, dependiendo de la gravedad.

El Estado vela constantemente que se cumpla este requerimiento, la idea es que este documento forme parte de la identificación del mismo inmueble.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

O déjanos tu teléfono y te llamamos