Trucos para ahorrar en la factura de la luz

Trucos para ahorrar en la factura de la luz

No son pocas las veces en las que la factura de luz puede ser como una larga noche de insomnio o la peor de las pesadillas. Puede ser un verdadero tormento en verano o en invierno.

Durante el verano aumenta porque se desata el uso intensivo de los ventiladores y los aires acondicionados. Y durante la temporada de invierno por las estufas y la misma luz al haber menos horas de luz natural. 

Pero a pesar de esas puntuales situaciones, el consumo de electricidad puede disminuirse si somos conscientes de no derrocharla y tenemos en cuenta algunos detalles cotidianos que terminan no siendo tan pequeños y que al final no nos permiten bajar la factura de la luz.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan

Hacer una lista de más a menos consumo

Puede afirmarse que todo ciudadano está en la obligación de saber cuánto representa en kilovatios el consumo eléctrico de bombillas, aparatos y electrodomésticos que hay en su vivienda.

Eso sería un primer paso indispensable para controlar el consumo y hacer un uso razonable de la electricidad para poder bajar la factura de la luz.

En cualquier hogar son los electrodomésticos los que causan el mayor gasto en electricidad, pero hay maneras de reducirlo para un sustancial ahorro. 

Las estadísticas más pertinentes revelan que 60? lo consumido por el servicio de electricidad en los hogares se debe a los electrodomésticos en el siguiente orden:

  1. frigorífico
  2. congelador
  3. lavadoras
  4. lavavajillas.

Sin pasar por alto la televisión por malos hábitos de uso.

El frigorífico funciona constantemente y requiere mucha potencia para su funcionamiento, cuyo gasto anual se promedia en 662 kilovatios.

Por eso es importante tener en cuenta estas sencillas recomendaciones:

  • Jamás deben introducirse comidas calientes para no hacerlo trabajar forzadamente.
  • Se debe procurar evitar cualquier distracción o descuido por el que no quede bien cerrado.
  • Debe limpiarse la parte posterior o trasera al menos una vez al año.
  • Conviene ajustar el termostato para que el compartimento de congelación se mantenga en menos 18 grados y el de refrigeración en 5 grados.
  • Si es de los que produce escarcha, hay que evitar que la capa de hielo supere un espesor de tres milímetros, descongelándolo oportunamente.

La lavadora ocupa el segundo puesto en el consumo de electricidad en los hogares con un promedio de 255 kilovatios anuales.

En vista de esto para poder bajar la factura de la luz, se recomienda:

  • Hacerla funcionar con carga completa para realizar menos lavadas y por lo tanto menos consumo de electricidad.
  • Utilizar los programas de temperaturas menores y hacer uso de detergentes de acción efectiva.
  • Si por contrato se dispone de un horario de discriminación horaria, usarla en aquellas horas en que es más barato el kilovatio.

En cuanto a otro de los electrodomésticos de la lista como el lavavajillas.

Es de suma importancia tener claro que hacer un buen uso de este electrodoméstico significa que se haga solo cuando esté a su máxima capacidad y con los programas de menor temperatura.

Si la cocina es eléctrica

Cocinar con recipientes destapados produce un mayor consumo de energía, y de hacerse con tapa, el ahorro se estima en 25 por ciento.

Si se abre el horno con frecuencia y sin necesidad alguna se llega a perder el 20% la energía que ya se había acumulado en su interior.

Si se tiene un horno microondas, su uso es una mejor opción ante el uso del horno convencional porque el ahorro de energía en este caso alcanza 25%.

Y, sobre todo, como la mejor manera de ahorrar, es evitar el uso simultáneo de electrodomésticos porque evidentemente el aumento del consumo puede llegar a límites exagerados haciendo subir la factura de la luz.

Algo más por el ahorro y la factura

Simples actos y prevenciones cotidianas pueden ser la base de un consumo racional de la energía eléctrica que puede contribuir notablemente  a la salud del planeta y a un buen estado de la economía familiar.

Siempre debe aprovecharse al máximo la luz natural y evitar a toda costa mantener bombillas encendidas en espacios que no se están utilizando.

Pero en caso de ser necesaria la iluminación artificial, usar bombillas LED o de bajo consumo, porque representan hasta 80% en ahorro de energía y de gasto para el bolsillo.

Evitar el modo stand by en los televisores es otra medida sencilla pero muy importante.

Se trata de un gasto de energía absolutamente innecesario, al punto de que una televisión en stand by durante toda una noche equivale a dos horas de su funcionamiento.

Cuando no se usa el ordenador, el escáner o la impresora es otra manera de ahorro en todos los sentidos, ya que al usar regletas y pasar el interruptor al modo de apagado quedan esos aparatos desconectados.

La misma recomendación es válida para los cargadores de los móviles, porque algunas personas tienen el mal hábito de dejarlos enchufados aunque no se estén usando.

Una buena manera de evitar esos consumos innecesarios o por malos hábitos de los consumidores, es conectar varios equipos como televisores, DVD, amplificadores, de antena, decodificadores digitales y otros a bases de conexión múltiple con su respectivo interruptor.

Eso permite que se apaguen todos esos equipos sin el indeseado gasto adicional a la factura de la luz.

Alternativas razonables

Estas y otras alternativas se deben buscar y aprovechar para hacer un uso razonable de la energía eléctrica, lo que se verá reflejado en la factura de luz, y no siga siendo un dolor de cabeza en verano o en invierno.

Debe quedar muy claro que en cada una de esas estaciones el funcionamiento de los electrodomésticos y equipos de diversa índole sucede con una influencia que no parece notable por el clima, pero es así.

En cualquier caso, son los usuarios los que pueden determinar su consumo al elegir la compañía de electricidad que le ofrezca las mejores tarifas y beneficios.

Y de la misma manera será determinante el uso que se haga del servicio de electricidad y en las condiciones apropiadas.

Ahorrar dinero no solo es menos consumo de electricidad, es sobre todo tener conciencia de la mejor y equilibrada utilización de los recursos naturales del planeta.

De no ser así, su pleno desaprovechamiento será un factor negativo en la calidad de vida idónea a la que se aspira con mejores servicios.

Comercializadoras de energía eléctrica

Para aumentar la eficiencia energética se han creado las conocidas comercializadoras de luz, entra las que estamos nosotros.

Nos encargamos de vender la energía a los consumidores finales. Estas empresas han recibido los permisos por parte del Ministerio de Industria para realizar el suministro pertinente.

Solo evalúa la que más te guste, suscribe el contrato y efectúa el desembolso regular.

Ahora bien, si te sientes insatisfecho con el servicio que has recibido o consideras que las tarifas no te convienen o que tu factura de la luz no ha bajado como te prometieron y quieres realizar el cambio de entidad, estás en todo tu derecho de hacerlo.

En este punto, realiza la solicitud formal ante la nueva compañía, ella se encargará de generar la gestión correspondiente al traslado, y ten la certeza de que en ningún momento será interrumpido tu servicio eléctrico.

Por lo general, este proceso no supera los 20 días.

Elementos a considerar antes de elegir una nueva comercializadora de luz.

Recuerda que hay muchas ofertas engañosas, por lo que te sugerimos que te cerciores de:

  • La trayectoria profesional de la empresa que pretendes contratar.
  • Observar las recomendaciones de otros usuarios sobre el servicio en cuestión.
  • Evaluar minuciosamente las cláusulas contractuales, fíjate bien de que no incluyan servicios adicionales que incrementan las cifras de la factura.
  • Precio fijo durante la vigencia del contrato.
  • Presencia de las tarifas PVPC, que te permita realizar la solicitud del bono social.
  • Cuantías por consumos extraordinarios.
  • Si decides rescindir el contrato antes de la fecha de culminación, verifica los precios por incumplimiento.

Sea cual sea la compañía de luz que selecciones, te invitamos a participar fervientemente en el ahorro energético.

Apoyemos los procesos de transición ecológica, con la finalidad de mantener la eficiencia energética y el uso de energías renovables.

Si modificamos los hábitos de consumo cuando empleamos cualquier tipo de objeto que demande corriente, de seguro contribuiremos en el cuidado del planeta mientras simplificamos los costes. 

Esperamos haber resuelto todas tus dudas y haberte ayudado a bajar tu factura de luz.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

O déjanos tu teléfono y te llamamos