¿Qué es el código CUPS en electricidad?

¿Qué es el código CUPS en electricidad?

Al realizar gestiones con servicios básicos en el hogar nos damos cuenta que uno de los principales requisitos es conocer el código CUPS, especialmente en electricidad, ya que con él vamos a tener acceso a diferentes trámites que veremos en este post.

Básicamente, los códigos CUPS son los números de suministro dentro de una vivienda, sirve para identificar un punto de servicio de luz o gas dentro de una comunidad.

De esta forma, las empresas proveedoras de energía pueden hacer seguimiento o realizar cualquiera de nuestros cambios con mayor facilidad. Es similar a un número de expediente que contiene la especificación de la zona, el tipo de vivienda, entre otros datos, en una fila alfanumérica.

A continuación, veremos algunas preguntas frecuentes sobre este número y más información de relevancia.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan

¿Para qué sirve el código CUPS?

Antes que nada, es necesario identificar sus siglas, CUPS significa literalmente Código Universal de Punto de Suministro.

Es fácilmente identificable porque contiene una serie de números con letras, que comprende entre 20 y 22 dígitos en total. Esta clave identifica o certifica nuestro abastecimiento de energía, aunque también se utiliza cuando hablamos de suministro de gas, pero estas son totalmente diferentes entre sí.

La finalidad principal de esta serie de números era identificar cada vivienda o negocio que recibía el servicio, por lo tanto, incluso si queremos cambiar de compañía de energía, de tarifa o distribuidora el código CUPS asignado nunca cambiará.

Es permanente y no variará jamás, sin embargo, no se trata de un elemento que podemos «traspasar», ya que depende de cada vivienda, por lo que si nos mudamos la clave cambiará por la que tiene nuestra nueva casa.

El código CUPS fue creado por el gobierno para tener un mejor sistema de identificación de puntos de suministros. Además, este código es utilizado en los medidores de energía para realizar la lectura con mayor facilidad.

Con este cifrado, también es posible que podamos elegir la empresa comercializadora que queramos, sin tener que «ajustarnos a lo que hay», sin importar la distribuidora. Igualmente, hay otras funciones de esta clave como las siguientes.

  • Para dar de alta la luz y el gas natural en la vivienda.
  • Cuando queremos cambiar de compañía de electricidad.
  • Modificar la potencia o cambiar de tarifa de luz en el inmueble.
  • Si necesitamos cambiar la titularidad del contrato. Por ejemplo, en caso de ventas y mudanzas.
  • Conocer el estado del servicio o del contrato actual.
  • Cualquier otra gestión relacionada con la electricidad.

Fórmula básica del código CUPS

La clave para identificar el código CUPS cuenta con una fórmula o estructura básica que podemos identificar fácilmente. Ya sabemos que consta de 20 a 22 dígitos pero, ¿qué lo conforma realmente? Para entenderlo mejor veamos un ejemplo y cómo se define cada sección de la clave. Un código CUPS electricidad es similar a esto: ES 0020 1234 5678 4321 AA BB.

  • ES: Estas dos letras identifican el país o localización, ES lógicamente se refiere al territorio español, también pueden existir otros puntos de suministro fuera de las fronteras, especialmente cuando se trata de una compañía grande.
  • 0020: Estos caracteres siempre se conforman de 4 números e identifican la compañía o distribuidora contratada.
  • 1234, 5678, 4321: Son los primeros números que identifican a la vivienda o el inmueble. Una vez que una compañía de energía proporciona esta clave no puede ser alterada.
  • AA: Son dos letras que pueden ir desde la A hasta Z y se refiere a una verificación adicional. Las compañías pueden utilizarlo para certificar que los números anteriores son correctos, también sirven para detectar o controlar errores de contrato.
  • BB: Por último, al igual que la sección anterior, éstos dos ítems pueden ir desde la A hasta la Z y señalan los distintos puntos de frontera. Solo algunas compañías de energía lo utilizan, por eso a veces se suprime y la clave entera contiene solo 20 caracteres.

Asimismo, es importante saber que cuando estos números son emitidos por primera vez, normalmente son almacenados, por la compañía responsable, en una base de datos CUPS.

Existen varios registros en Internet, pero el oficial puede ser consultado en la base de códigos universales de puntos de suministro del gobierno.

¿Cómo saber el código CUPS de una vivienda?

Si necesitamos conocer nuestro número de suministro solo basta con revisar cualquiera de nuestras facturas de pago de energía, podemos verificarla tanto en el papel físico por correspondencia, como en el sitio web de la compañía, accediendo con el número de contrato y cualquier otra identificación.

Normalmente, éste suele aparecer al lado del número de factura, pero la mayoría de las veces lo encontraremos en los datos del contrato.

Veremos una lista de información con nuestro nombre o el nombre del titular registrado, la dirección del suministro, el producto y la potencia contratada y al final el número de suministro. Para identificarlo más fácilmente, solo debemos asegurarnos que tenga las iniciales ES al principio.

Es importante tener esta clave a mano siempre, ya que así podemos acceder fácilmente a cualquier procedimiento que tenga que ver con la energía en la casa o en nuestro negocio. Con él, podemos reportar cualquier inconveniente, fluctuaciones en el contador o hasta cambios de tarifa por una más económica y que se ajuste a nuestras necesidades.

¿Cómo saber el código CUPS sin factura?

Por otro lado, si no tenemos alguna factura para hacer una consulta del código CUPS, tenemos a mano otras alternativas. La primera de ellas es llamar a la compañía distribuidora que contratamos.

También podemos localizar la compañía en la zona si no conocemos cuál es la que corresponde. Lo único que vamos a necesitar será el nombre del titular, DNI y la dirección de la vivienda. De esta forma, nos proveen el estado de la clave al instante.

Igualmente, si nos preguntamos cómo saber el código CUPS de una vivienda sin factura, también tenemos la posibilidad de acceder al contador de luz, aunque este es un método más complicado, ya que puede estar localizado al azar, algunas veces ni siquiera se encuentra a la vista.

Muchas compañías lo indican justo debajo del símbolo de barras. En ocasiones, tendremos que abrir el dispositivo para visualizar si se encuentra escrito dentro. Ésta última opción no es la más recomendada, pero puede ser útil y rápida para algunos usuarios.

Asimismo, también podemos presentar algunos inconvenientes en el momento de llamar, ya que las distribuidoras prefieren resguardar la privacidad del cliente. Entonces solicitarán algún documento de respaldo, como una copia del contrato de venta de la vivienda o de arrendamiento.

¿Y si no tenemos un código CUPS?

Por otro lado, si tenemos una vivienda que es una obra nueva, es decir, nunca ha tenido un contrato de electricidad en esa dirección, entonces significa que todavía no tenemos un código CUPS para la luz.

También es posible que nos estemos mudando a una casa o local y descubramos que el servicio ha sido dado de baja. En este caso en concreto, no es que no exista una clave, sino que ha sido desactivada, pero seguirá siendo la misma incluso si no hemos pagado por el servicio nunca.

Esto es muy sencillo solucionar. Tan solo debemos dar la energía de alta para proceder, necesitamos estos requisitos.

  • La instalación de la energía con la compañía de la zona.
  • Certificado de instalación, también conocido como boletín eléctrico.
  • Una cifra IBAN, que es el número bancario que identifica la cuenta donde se domicilian los servicios.
  • La potencia o tarifa que queremos contratar.
  • Titular del contrato, esta persona deberá firmar el contrato y todos los procedimientos de la luz deben ser a su nombre.
  • Dirección del inmueble.

Por último, tendremos que realizar un pago de la tasa de suministro eléctrico. Esto tiene que ver con los costes de instalación, los equipos y otros gastos.

El coste que debemos pagar dependerá de la situación según el Real Decreto 1995/2000 del 1 de diciembre, esto se suma en la primera factura que enviará la comercializadora. Una vez que realicemos todo el trámite ya podemos solicitar el CUPS. Igualmente, podemos revisarlo en el contrato en el momento de firmar.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

O déjanos tu teléfono y te llamamos