Qué Radiador de Calefacción Instalar

Radiadores para Calefacción, Como Elegirlos

En cualquier zona donde las temperaturas bajan considerablemente en ciertas épocas del año, es necesario instalar radiadores de calefacción para poder tener condiciones favorables de habitabilidad y trabajo.

Nuestros clientes suelen tener dudas cuando están en proceso de elección de un nuevo sistema o cuando deciden actualizar el que tienen por uno más eficiente. El  mayor temor es terminar con un equipo que no satisfaga sus necesidades o que resulte muy caro de mantener.

Para resolver ese problema, ofrecemos el mejor servicio de asesoría, venta e instalación del mercado con calidad garantizada y atendido por profesionales.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan

 

Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un radiador

Nuestros técnicos están preparados para hacer una visita de inspección y ofrecer una opinión profesional acerca del tipo de difusor de calor que más conviene en el recinto del cliente. Sin embargo, hay parámetros básicos que cualquiera debe tener en cuenta a la hora de elegir por cuenta propia:

Dimensiones del espacio y capacidad calorífica del radiador:

Cada radiador calentará un solo espacio, así que hay que tener uno para cada zona en particular. Es importante conocer los metros cuadrados del recinto que se quiere climatizar para así compaginarlos con la capacidad del equipo.

Una sala muy grande con un radiador de poca potencia tardará demasiado en calentarse (o no lo hará nunca). Esta elección solo producirá un gran gasto energético con un fuerte impacto en el presupuesto mensual.

En el caso contrario, cuando la sala es pequeña y el difusor de calor es demasiado potente, este no podrá usarse en toda su capacidad, lo cual es también un desperdicio de dinero.

Recursos energéticos disponibles

Los recursos energéticos disponibles en la zona donde se hará la instalación determinarán si el equipo será de agua, eléctrico o a base de aceite. 

Cada uno de estos sistemas tiene sus propias particularidades y sus costes, tanto de instalación como de factura mensual. Los eléctricos y los de aceite son más caros a largo plazo, por lo tanto, hay que tratar de instalar el que menos consumo energético tenga mientras esto sea posible.

Factores estéticos

Si la decoración o el factor estético es muy importante para el cliente, se debe elegir un radiador que tenga un diseño que no sea demasiado discordante con la ambientación general.

Nosotros podemos ayudar a elegir uno que combine tanto diseño como funcionalidad, de manera que espacios institucionales o lugares con grandes superficies acristaladas cuenten con un sistema de calefacción que sea armónico visualmente y, al mismo tiempo, eficiente.

Aunque estos suelen ser más caros que los sistemas que no tienen la estética como un factor fundamental, siempre es posible tener uno que se adapte al presupuesto respetando las líneas estéticas del lugar.

Presupuesto

El coste de un radiador de calefacción no solamente está determinado por su precio de venta. También se debe incluir el precio de la instalación, así como de las visitas posteriores que pudieran hacerse para ajustar su funcionamiento.

El gasto que generará mensualmente por consumo energético es relevante, así que no puede obviarse la lectura de la etiqueta de cada equipo en cuanto a su potencia y a sus necesidades de consumo, porque después esto puede representar una carga económica para la empresa o para la familia.

Por estas razones, todos los factores que tengan que ver con consumo y gasto a corto, medio y largo plazo deben planificarse antes de hacer una elección final.

Características de un buen radiador de calefacción

Los mejores equipos son aquellos que combinan la mayor cantidad de características a favor del cliente.

Evidentemente, el precio de venta es un detalle fundamental, pero hay otras características que influyen y hacen que ciertos radiadores sean mejores que otros.

  • Un buen difusor de calor es eficiente, es decir, calienta mejor y en menos tiempo.
  • El peso también es determinante. Los de hierro fundido son los más pesados y menos eficientes, sin embargo, su punto a favor es que tienen una vida útil más larga que los de otros materiales.
  • Facilidad de instalación. Cuanto menos complicado sea el montaje, más barata será la mano de obra.

Como parte de nuestra asesoría, siempre orientamos al cliente para que su elección le beneficie, no solo en el momento de la compra e instalación, sino que a largo plazo su consumo por calefacción no sea difícil de pagar.

¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz?
En Raan adoptamos nuestras tarifas a tus necesidades
comercializadora de luz raan
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

O déjanos tu teléfono y te llamamos